Teruel Información de tu ciudad
Español Valencià Català Gallego Euskera English
<strong>Teruel</strong> Información de tu ciudad Teruel

Interés

Teruel - Información de tu ciudad PUBLICACIONES DEL PORTAL YO TUVE UN CONJUNTO, por Miguel Á. Forner,"Canijo"

"YO TUVE UN CONJUNTO", por Miguel Ángel Forner, "Canijo". CAPÍTULOS XLI A XLV

XLI - ÁNGEL MORENO SÁEZ

1962-Ángel Moreno
1962-Ángel Moreno
1965-Tarjeta
1966-Vicente Benavente
1967-LOS RESIX
1968-LOS REXIS
2007-Ángel Moreno
LOS JUPITER-En el Casino

Ángel MORENO SAEZ ,   “GRINGO”

Nacido en Calamocha en 1950
Voz

        -LOS JUPITER
        -LOS REXIS

Actuó como banderillero y torero de plata en numerosos festejos taurinos formando parte de las cuadrillas de novilleros de la Escuela Taurina de Teruel. También llego a matar algún novillo. Como músico nos relata sus aventuras.

“Con LOS JÚPITER estuve de cantante y de técnico. De de “pipa”, vaya. El creador de LOS JÚPITER fue  Francisco González, “PAQUITO, EL DEL CAPRI”, que era el bar en la esquina de la Plaza de La Marquesa. Estaba de guitarra César Barrabino,  de cantante Enrique “EL QUITAPENAS”, y, con la melódica, Vicente Benavente. Yo también cantaba.  Celia, la hermana de Vicente, cantaba estupendamente, incluso jotas, y  se puso con el conjunto porque Enrique lo dejó pronto. El batería era Miguel López Corella, que se fue del conjunto para juntarse con Roque Orriols. Tocábamos en el Mercantil  y en bailes para los estudiantes y para el Club de Fútbol y otros. También se incorporó Pepe García “EL CORDOBES”. Antes de LOS JUPITER, este “PAQUITO” creó un conjunto que se llamaba RED´S SPIDER´S  o algo así, LOS ARAÑAS ROJAS en español, pero vieron que el nombre no funcionaba en inglés y cambiaron a LOS JUPITER. Era un tío muy emprendedor y simpático. Después de trabajar, daba clases de repaso y de música a los chavales. Era el mayor, el responsable de todo, nació en 1948. Me enseñó mucho y me daba clases sin cobrarme. Me enseñó a tocar Flamenco de Los Brincos, es la única canción que me sé.

“Nos hacíamos, como muchos otros, nuestros propios diseños de pantalones campana y de chaquetas en la sastrería de Faustino, en la calle Yagüe de Salas, que al hombre lo volvíamos loco, y en la de “CHARLY”, en la calle que va del Cantarero a la Ronda, en el mercado, este era más joven y nos entendía mejor.

“Vicente  era carpintero como yo. La carpintería estaba donde el Mesón de Isabel y Diego, y yo trabajaba en otra carpintería enfrente. Ya con LOS REXIS hicimos una guitarra eléctrica de madera, con una pastilla que sonaba y todo. Le compramos los trastes a Modesto Linares. En la calle San Francisco también había una tienda de guitarras. Hicimos un Eco, porque hasta entonces el efecto lo hacíamos con la boca, “va, va, va”, “uno, uno, uno”, “pruebas, pruebas” y todo eso. También montamos una columna grande de madera, la forramos de skay y le pusimos una tela de cuadraditos del ajedrez por delante. Le metimos unos altavoces y unas bombillas que conectadas a unos pulsadores, que se pisaban con el pie, encendían los diferentes colores, rojo, blanco, verde y azul y hacía psicodélico, de discoteca. Esto lo llevaban casi todos los conjuntos pero poniéndolo en  el suelo, el equipo de luces le decíamos. Inventamos un Eco con un tubo con un muellecito muy fino por el que hacíamos pasar la voz y así reverberaba. Cuando enganchábamos en un pueblo parecíamos buenos músicos, un conjunto de categoría, todo aquello impresionaba aunque sólo fuera por los aparatos que lucíamos, y no llevábamos nada. La columna estaba vacía con cuatro bombillas y dos altavoces que habíamos comprado en Televox pero parecía algo importante. Es una curiosidad y es que había que ponerle jeta al asunto, mucha jeta. Me parece una anécdota sensacional. Un cajón forrado con skay cuatro bombillas y cuatro altavoces que pudieran ser viejos, gastados. En fin, sensacional. Lo del Eco no se me olvida. Un tubo de cartón con un muelle muy largo, por ahí pasaba la voz y el resultado era fenomenal, vibraba y sonaba muy bien, la voz sonaba de más lejos. Sonaba el Eco y la reverberación.

“En este tiempo hice gran amistad con “CANIJO”, que me invitó a subir al escenario en Villaspesa y cantamos juntos “Lola” de Los Brincos. También me gustaba mucho el estilo que tenía, pero le hacían cantar canciones populacheras y se perdían las maneras románticas o el ritmo que sacaba. Es un amigo de los mejores que tengo.

“Me he ganado la vida con mi profesión de carpintero. Me gusta mucho el dibujo y la pintura al óleo, he pintado muchísimos cuadros naturalistas y retratos. Hice una colección  en lienzos  de tamaño grande de  los árboles  históricos y famosos de la ciudad y sus alrededores y he comprobado  que había mas de cincuenta que, por su belleza y por el entorno en el que estaban, merecían ser contemplados y protegidos, pero no ha sido así y el Ayuntamiento se ha ido encargando poco a poco de que desaparecieran. Hay que entenderlo porque la urbanización va cambiando la ciudad. Es un poco sentimental pero, por ejemplo, las acacias que presidían la entrada al Ayuntamiento se merecían seguir allí, por belleza y por historia. Hay unas secuoyas centenarias en La Granja en la carretera de Cuenca que son extraordinarias pero son prácticamente desconocidas en Teruel. Y como esos otros muchos árboles.”

 

XLII - JOSÉ RUEDA MARTÍN

1965 LOS PENKAS festival
1965 LOS PENKAS festival
1965-LOS PENKAS
1969-KLAN LUWY
1970-KLAN
2007-Paco, Pepe, Modesto
2007-Pepe y Fernando
Pepe Rueda

José RUEDA MARTÍN

Nacido en Teruel  el 3 de septiembre  de  1951.
Guitarra.

          -LOS PENKAS
          -KLAN LUWY
          -KLAN

Reconozco que en muchos aspectos soy una persona afortunada, tengo una familia muy sensata, hace gala de un gran sentido común, pero muy alegre, si bien es cierto que algo de esta felicidad que se disfruta en mi entorno me lo he currao. Donde, sin un esfuerzo excesivo por mi parte, la diosa Fortuna me ha distinguido con sus atenciones ha sido al darme unos amigos de quienes además de afecto y compañía he recibido valiosas enseñanzas, algunos se han convertido para mi, probablemente ellos no lo sepan, en entrañables profesores de mi errática y siempre insuficiente educación. Entre otros destaco a Pepe Rueda.

Este fenómeno era, en aquellos tiempos un cachondo alto, barbudo, de largas melenas cubriéndole los hombros. Un Jesucristo, decían los veteranos. Un moderno, decíamos los de su quinta. Un bombón, decían las chavalas. La peña le teníamos sana envidia por ser de los pocos universitarios que conocíamos y ser el único que había realizado el mítico viaje iniciático, de un par de meses, a Londres. Con la guitarra se apañaba muy bien, y en la juerga sólo tenía un rival yo. Nos cuenta una aventura especial, con intriga y emoción. ¿Consiguió dormir? ¿Cobró las actuaciones? Veámoslo.

“Mi padre me compró los instrumentos. No me acuerdo del nombre de la guitarra, era de color verde malísima, muy dura y desafinaba, tenía una especie de artilugio atrás, una esponjilla y entonces podías hacer, digamos, pizzicato. El amplificador tenía 18 vatios, pequeño como una maleta y muy barato, pero en aquellos tiempos ya era grande pues algunos llevaban una radio de 6 vatios.

“Hicimos una  juerga muy maja  en El Cuervo. Nos contrató Esparrells para el quince de agosto, al “CANIJO”, al maestro Algueró y a mí. Le decíamos Algueró porque  se parecía muchísimo al verdadero, llevaba gafas como el marido de la Carmen Sevilla, unas gafas oscuras, y era alto, delgado, moreno y con unas melenas rizadas espectaculares. Era el acordeonista y tocaba las canciones que  le había enseñado “MANECO”,  muy alegre y simpático. El primer día salió todo bien pero, al segundo, se quemaron los amplificadores así que tuvimos que volver  a  por otros. El autobús salía del pueblo a las siete de la mañana y, como acabábamos de tocar, a capella, a las tres o las cuatro de la noche, pues ya no nos acostábamos. Había peñas y guateques y no era difícil trasnochar. Algueró y Miguel se quedaron a hacer pasacalles y procesiones y todo eso y yo  me vine a Teruel a por otros y por la tarde volví al pueblo. Tocamos otra sesión y se volvieron a quemar los aparatos, yo creo que era por la electricidad tan rara que alimentaba aquella localidad que se organizaba con un salto de agua que tenían por allí cerca. Total que otra vez había que regresar a la capital y otra vez me quedé sin meterme en una cama aquella noche. Volví con más aparatos y acabamos las fiestas felizmente.

“A mitad de la última sesión, el alguacil me hace bajar de escenario y me lleva al Ayuntamiento, había un montón de gente, total que ponen un fajo de billetes encima de la mesa y me dicen que los cuente. Ciento sesenta billetes. Me pagaron todo en billetes de 100 pesetas, todo. ¡16.000.- pesetas!. Una fortuna  para los tres crios que éramos, había que pagarle a Esparrells el alquiler de los amplificadores. Pero aquello era una fortuna que yo no había visto en mi vida. Billetes de 100 pesetas, de eso me acuerdo perfectamente. Había muchísimos billetes. Al acabar, nos fuimos a la  habitación de la fonda  y, de la alegría, nos pusimos a tirarlos  por el aire. Eran  las primeras perras de verdad.  Porque las anteriores habían sido las de los tres días de Cuevas Labradas que tocamos a 600.- pelas cada uno.

“La cosa era esa, que no dormía porque tenía que hacer el viaje a recoger aparatos nuevos. Pero el último día si no dormí fue por otra cosa. Creo que se hizo tarde, en alguna peña, con la alegría de haber cobrado. Pero el primero y el segundo es que se nos quemó todo un montón de veces. Dos viajes  a Teruel y vuelta a El Cuervo. Nos volvimos en el autobús y me encontré con que se había muerto mi abuelo y el entierro era esa mañana, así que me fui al funeral me puse en primera fila en la iglesia y me quede dormido, el cura me pegó  la bronca y me mandó a dormir. Cuando ya por fin cogí la cama, me casqué  treinta horas seguidas sin dejarla, “CANIJO” vino a buscarme ese día a las nueve  de la noche pero mi madre le dijo que no me despertaba y que me dejaba dormir, al día siguiente por la tarde me levanté.

“Al poco, ese mismo año me ficha  Roque. Roque se metió ese año a organizar su propia orquesta. Tenía una idea un poco más concreta de sacar algún dinero de la música, llevaba ya diez años gaiteando por los pueblos y veía que, trabajando bien, aquello podía ayudar. En cambio, yo todavía no había pensado en ganar dinero con aquello, no habíamos tocado nunca pensando en cobrar. Roque, que también estaba  en la banda, sabía que la música de aquellos tiempos exigía llevar una guitarra eléctrica. Estuvo tocando con LOS MARINOS JAZZ´S, que llevaban a “EL SABIO” con la guitarra de Modesto, y le gustaba aquella música. Se enteró por mi padre que yo estaba parado y me llamó, no es raro porque no habían tantas guitarras en aquel tiempo. Luego ya salieron muchas, pero entonces éramos pocos los guitarristas y que, además, tuvieran el instrumental completo, guitarra y amplificador. Entonces nos juntamos Miguel López con la batería, José María Pérez con el acordeón, Roque Orriols con el saxo y yo con la guitarra. Ensayamos, no mucho, las canciones más del momento y otro poco el Libro de los 100 Éxitos y nos lanzamos por los pueblos haciendo muchas sesiones que cobrábamos a unas 500.- pesetas cada una. Roque tocaba bien, yo creo que, para los escenarios, mejor que Sancho, que hoy es el número uno, él lo hacia con mucho gusto y animando las canciones con gracia. En Navidades fichamos a “CANIJO” de vocalista y montamos el KLAN LUWY.”

 

XLIII - MIGUEL ÁNGEL FORNER PESCADOR

1947-Ángel Pescador
1947-Ángel Pescador
1949-Forner y su guitarra
1961-Infantico
1972-Batería de KLAN
1972-Chelo en Bodas  Isabel
1972-Familia Forner
1972-Vocalista KLAN LUWY
Miguel Ángel FORNER PESCADOR,  “CANIJO”.

Nacido en Teruel el 14 de  Agosto de 1951.
Batería. Voz.

          -LOS PENKAS.
          - KLAN LUWI.
          - KLAN.


Después de mi estimado maestro en la vida, la música y la fiesta, Pepe Rueda  (salió la semana pasada), me toca a mí. Al “CANIJO”, ¡¡¡NO OS CREAIS NADA DE LO QUE CUENTAN DE MI POR AHÍ!!! El noventa por cierto es leyenda. Yo era guaperas, bomboncito, resultón, regular cantante y pasable batería, pero no era mas que un pardillo, un inocente. Yo pretendía enamorar al personal, nunca supe aprovechar el momento. “-¡Siempre nos faltaba un día!”,  decíamos los colegas, pues a mí me faltaba una semana.

Se me recuerda como un crack en el escenario con un micro. Dicen que era capaz de emocionar imitando a  Otis Reding o de armar el gran jolgorio cantando El Porrompompero igualito que Manolo Escobar. Me parece que la ficción superaba la realidad, yo solo pretendía disfrutar de la muchísima juerga que siempre llevábamos,  me divertí tanto que, si pudiera, volvería a repetir todo lo que viví. Os contaré mis comienzos.

Nací a la sombra de la torre San Martín, en la casa que hace el rincón de esa plaza. Al igual que mis siguientes seis hermanos, el número ocho nació en Valencia en un viaje que hizo mi madre, la señora Juana, cuando ya había salido de cuentas y los dos últimos en la clínica San Fernando.

No es extraño que desde muy pequeño tuviera una gran afición a la música. Mi padre, el señor Paco, tocaba la guitarra y siempre la tenía a mano para ayudarse a calmar  las muchas fierecillas, incluidos vecinos, que en todo momento corrían por aquella casa. Cuantísima gente entraría que, para evitar tener que estar abriendo la puerta continuamente, el señor Paco hizo en la misma un pequeño agujero, introdujo un cordel lo pasó por el agujero y ató un extremo al cerrojo, en el otro extremo ató una anilla, tirando de ella la puerta se abría, no era necesario llamar, así la casa estaba permanentemente abierta, como si hubiera una cortina. Mi madre tiene un carácter alegre y artístico, cantaba aquellas coplas muy bien, acompañando a la radio, a través de la ventana que la oían y celebraban en toda la calle Temprado.

El ADN artístico estaba en todos los hermanos Forner  y lo aprovechábamos. Yo, como cantante y batería. “KIKO” y Luís, baterías también, “CHELO” actuó en varias de las primeras Bodas de Isabel que se celebraron en Teruel y que dirigía Mariano Calvé, “TANO” toca la guitarra y canta de maravilla igual que Raquel que ha llegado a grabar varias canciones en un disco dedicado a Los Amantes, José  “EL SECO “y  Juana son consumados palmeros y gente imprescindible cuando hay juerga. Pero el verdadero gran artista es el último hermano, Carlos “EL FUNE”. Un experto con la caja, fue fundador de LA CASA DEL TAMBOR y cabo de banda en varias cofradías. En el programa de TVE “No te rías que es peor” ganó un millón doscientas cincuenta mil  pesetas, un desatascador, un ciclomotor, una boina, un equipo de música y una tele, todo de una sola tacada. Salía como juglar en las distintas celebraciones medievales que se celebran en Teruel y pueblos cercanos cantando una Auca que es un pergamino con dibujos que, sujeto a un palo, cuenta una de aquellas  historias que cantaban los ciegos. Y fue, junto a su amigo Oscar Pamplona, alias Charlton Heston, seleccionado en la eliminatoria que se hizo en Teruel, para el concurso El Rey de la Comedia y llegó a Madrid a la final del mismo, dejó el concurso y se volvió a Teruel porque –“Solo daban bocadillos de mortadela”-. Esto como cumbre de su continua actividad artística.

Si me beneficiaba de los genes, también el ambiente me ayudaba  a conocer la música. A veinte metros de  mi puerta estaba la Academia de la Banda Municipal y pasaba en ella montones de horas con todos aquellos músicos ensayando cada uno su instrumento y yo con la boquica  abierta emocionao. Mis padres me metieron, a los diez añicos, de monaguillo en la Catedral que está a cien metros de mi casa, se organizó una escuela y un coro de voces blancas para todos los monaguillos de Teruel, Escolanía Santo Dominguito de Val se llamaba, fue un coro magnífico, yo por mis aptitudes y tesitura vocal, llegué a ser el segunda voz del coro, el primera que era el más seguro y tenía la voz más bonita se llama Antonio Martín Hernández éramos vecinos y seguimos siendo buenos amigos. En una ocasión se organizó un festival en el Cine Marín para agasajar a algún ministro que visitaba la capital, Antonio por enfermedad no pudo acudir ese día y me tocó a mi cantar el Adeste Fideles en solitario, el teatro estaba abarrotao pero  no recuerdo haber pasado vergüenza ni tener miedo escénico a pesar de ser un crío, en  el escenario me encontraba bien a gusto y así he seguido siempre con tranquilidad y desparpajo. También ayudó tener de vecino el taller de bicicletas y academia permanente y polivalente de Manolo Esparrells, siendo un chavalito de pantalón corto pasé muy buenos ratos aporreando la batería que tenía siempre montada y curioseando los amplificadores y los   instrumentos.

XLIV - JESÚS BELLIDO MARTÍNEZ

1971- PEOPLE
1971- PEOPLE
1971-Hofner hippie
1973- CHAKAL
1973- Hófner Británica
1974-CHAKAL
2009-Jesús veterano
Nieves

Jesús BELLIDO MARTÍNEZ

Nacido en Tronchón el 8 de Julio de 1956.
Guitarra. Voz.

          -LOS DESPISTAOS
          -PEOPLE
          -CHAKAL
          -BRASAS

Al embarcarme al escribir estos artículos, me doy cuenta de dos cuestiones: que soy un inconsciente y que mi cultura es lamentablemente escasa. Lo primero quizás se me perdone, pues el trabajo realizado para llegar hasta aquí tiene su importancia, pero sería un  inculto montaraz perfecto de no haber sido por los cuidados de mi buen amigo Jesús Bellido (Más conocido como Jesús el de la librería Aula). Este compañero de inquietudes literarias se desvela para procurarme lecturas edificantes y cultas y animarme a que cultive mi intelecto. También cuento con los estimables consejos, colmados de buen criterio, que me regala Nieves, su encantadora esposa, que le acompaña en la gestión de la librería. Pero soy de naturaleza rústica y cerril y, a pesar de su generoso interés, no consiguen hacer que pierda el pelo de la dehesa.

Jesús, además de ser un altruista intelectual, es músico, toca la guitarra con facilidad y fundamento y hasta se atreve a cantar. Contribuyó a organizar, en 1972, uno de los conjuntos con más personalidad de Teruel, CHAKAL, en 1975 lo dejaron pero en el 2007 volvieron a juntarse. Veamos como empezó:

“Mis nociones musicales son que tengo un oído de puta madre y que hice un año de piano con Modesto Linares. Para todo lo demás soy un autodidacta total.

“El primer grupo en el que estuve se llamaba LOS DESPISTAOS en 1970, lo formamos, con guitarras de palo, Justiniano Antón a la percusión y José Fuertes Escorihuela “RUFUS”, Juan Gerardo Quintana Puertolas y yo con las guitarras. Actuamos cuatro veces en festivales en el Instituto.

“Luego nos hicimos eléctricos y salió el grupo PEOPLE sin Gerardo. Se sumaron Francisco Calomarde “PACO”  con la guitarra y Tomás Luz Dolz que era de Ademuz de cantante. Y de los antiguos, Justiniano Antón a la batería, José Fuertes “RUFUS” con el bajo y yo. Los PEOPLE hicieron poco. La primera fue en el salón de actos del Seminario y nos prestó el equipo de voces el KLAN LUWI. Todo era prestado: la batería era la verde vieja de “KIKO” con un plato roto que parecía el yelmo de Mambrino. Tocamos en varios sitios: Jorcas, Valdelinares, Ademuz, pueblos donde teníamos amiguetes... En Jorcas fue la primera actuación en un pueblo, cobramos cinco mil pesetas para todos, era el año 1972. En esas fiestas actuó  también Joaquín Carbonell, estaba empezando, no se si habría grabado algún disco pues eran sus comienzos, estaba en el colegio San Pablo con nosotros, hacía quinto  curso en el Instituto cuando yo estaba en primero. Aquel año se rifaba un jamón que luego nos lo comimos entre todos

“No hacíamos pasacalles ni cosas de esas porque no éramos una orquesta sino un grupo de rock: tocábamos música de élite, ¡ je je je je¡, es broma, algún pasodoble también había que tocar.

“Para conseguir mejores instrumentos fuimos a pedir dinero prestado a una entidad bancaria y nos dijeron que fuéramos a pedírselo a nuestros padres.

“Todo esto fue hasta que llegó la actuación de Villarquemado. Esa fue clave.

“En las otras actuaciones el equipo siempre era prestado, poco menos que incautado. Esteban  Ripoll nos prestó un amplificador que todavía conservo, lo tapicé de blanco precioso pero el cabezal se quemó así que le puse uno que me regaló Jesús Puerto, lo tengo guardado con todo el cariño.

“En Villarquemado se quemó el equipo de voces que nos lo había dejado un amigo. El equipo era una porquería y se pegó fuego. Casualmente aparecieron por allí, porque habían estado tocando cerca, Javier Barrabino, Alfonso Almazán y Jesús Barber del grupo TRANXACION, eran gente con pasta pues eran todos currantes y tenían un buen equipo, guitarras guapas, un súper estéreo, furgoneta propia, todo el pleno. Los colegas se portaron bien, tenían el equipo cargado en la furgoneta, lo descargaron, nos lo montaron en la plaza, tocamos con él y salió una sesión fenomenal. Así fue como empezaron los contactos entre las dos formaciones y ya para la temporada siguiente nos juntamos y creamos una  nueva composición, algunos de ellos no creían que aquello tuviera mucho futuro pero otros estábamos deseando hacer las cosas bien.

“Se fusionaron los dos grupos. De los PEOPLE, como ya estábamos en COU, la mitad se iban de Teruel y de TRANXACIÓN había algunos sin ganas, así que se quedaron los buenos y formamos CHAKAL, con póster y todo. El nombre le vino del libro Chakal de Frederik Forsyth, que estaba leyendo yo, te lo juro, las cosas de la vida.

“En la formación definitiva quedamos Javier Barrabino  de batería, Alfonso Almazán, guitarra, José Fuertes “RUFUS”, bajo, Tomás Luz, voz y yo con la guitarra. Esto fue en 1973 y se acabó en el 75 que nos fuimos a la mili. Las actuaciones ya eran bolos serios, los contratos eran importantes pues Javier por la Citroen y Alfonso por Televox estaban bien relacionados en toda la provincia. Tocamos en muchos pueblos y en fiestas y festivales en los colegios de La Salle, San Pablo, Instituto, en los cines y teatros de la capital y para el Club Deportivo Teruel y para otros muchos. Todo aquello es un agradable recuerdo y hoy hemos vuelto a retomarlo”.

XLV - JAVIER BARRABINO TOMÁS

1973-CHAKAL
1973-CHAKAL
1973-Posado
1974-CHAKAL
1974-Tarjeta
2009-Veterano

Javier BARRABINO TOMÁS

Nacido en Teruel el 8 de junio de 1954.
Batería.
                        
          -TRANXACIÓN
          -CHAKAL


“A los quince días de estar aprendiendo  a tocar me mandaron con los METHODO al Casino de Santa Eulalia. Como no tenía instrumento me prestó la batería “KIKO”. La primera batería  se  la compre a Modesto Linares. Una Honsuy . Valía 7500.- pesetas. Me metí en el lío contando que teníamos  unos bolos en Santa Eulalia en la que me dieron tres mil y pico de pesetas, las siguientes cuatro mil las pagué a 500.- al mes que me daban en casa. Ocho meses sin salir a la calle y sin una perra. Había sido antes de Pedro Ramos y se la vendí a David Sánchez por lo mismo que me costó.
      
El grupo TRANXACIÓN lo formamos: Jesús Barber, con el bajo; Ramón Maicas, “SANDOKAN,  trompeta;  Alfonso Almazán, guitarra; Carlos Mateo de cantante y yo con la batería. Eso fue en 1971 y en 1973 acabamos y montamos CHAKAL. Ramón tocó poco, solo una temporada, era mecánico en Talleres Ubeda y no podía salir mucho. Se hizo famoso con la corneta en la cofradía.

“Siempre nos llevaba en la furgoneta mi hermano Jerónimo pues ninguno de nosotros tenía carné. Teníamos unos 16 años. ¡Qué bonito es acordarse de cuando teníamos esa edad! Imagina la responsabilidad que podíamos tener a los 16 años.

“Tocábamos en el Hostal Alfonso II. Cobrábamos 1.500.- pesetas a repartir para cuatro, y teníamos que pagar el taxi, las cervezas y la cena, o sea que había que poner dinero para poder tocar una noche. También estuvimos en los salones en Cella, en Santa Eulalia, en Alfambra, en fiestas en Fortanete y en Morella. En Fortanete se fue la luz y no volvió en toda la noche, así que nos pusimos a bailar con las chicas con un Pick-Up a pilas, con candiles y  con velas.

“La batería Yamaha es marrón con unas rayitas blancas, guapísima. Parece una piel de tigre, la compramos para el grupo CHAKAL en Zaragoza. Siempre hacíamos las cosas todos juntos así que fuimos todos a  por ella. Los equipos ya los teníamos pagados.  Se pagaban con el dinero de las actuaciones. La tienda de Zaragoza era Mariano Biu. Yo quería la Ludwing que valía poco más o menos igual y también la Premier, al mismo precio. Estas marcas eran las más altas de la gama, las más cotizadas. Pero me gustó la Yamaha.  Desde la tienda llamamos a Modesto que habló con el encargado y este me dijo: -- “Ya te la puedes llevar, que Modesto se hace cargo”--
          
A los diez días fuimos a hablar con Modesto, la batería ya la habíamos estrenado y todo. Nos la trajimos en Marzo, y en Octubre me fui a la mili y ya estaba pagada. Aún la conservo impecable. Alfonso se quejaba de que teníamos unas guitarras cutres, pero  que la batería era bien guapa.

“Nos contrataron en Rubielos y después en Alcalá. En Rubielos fue el día que nos facturaron para la mili. ¡Qué mal lo pasé ese día! Me reaccionó la vacuna que me pusieron en el reconocimiento y tenía una fiebre altísima, hubo una chica  estudiante de enfermería que estaba allí y que me atendió fenomenalmente, aún le estoy agradecido. Toda la noche con una fiebre tremenda. Cobramos 50.000.- pesetas que se las dimos a Modesto, la batería valía 90.000.- Todo el dinero era del grupo y lo utilizábamos en mejorar equipo.

“No repartimos nunca ningún dinero, alguna perra suelta, menudencias que solíamos gastar en juergas. Se cambiaron varias veces las guitarras, los micros, compramos la furgoneta. Siempre gastando para mejorar el sonido y estar más a gusto en el escenario. Ese año fuimos a Tormón, Alobras, Bello, Orihuela. Trabajamos mucho. En Orihuela no pudo venir Jesús porque tenía orquitis se le pusieron los huevos gordos y nos abandonó.  Tuvieron que venir de refuerzo Fernando Guillén con la guitarra y José Orriols con el fiscorno.

“Tocamos hasta el Pilar y el 18 de octubre nos fuimos a la mili. Aquel año tocamos mucho y como ya estaba todo pagado repartimos algún dinero.

“El KLAN nos pasó unos contratos que tenían para tocar para el Club de Fútbol de Teruel. Tocamos pero no cobramos. Cinco o seis actuaciones y no cobramos. El presidente era Antonio Calderón  que fundó El Dorado, El Java y Don Diego, un buen empresario pero muy liante.  Luego decíamos que nosotros podíamos ir al fútbol gratis.

“No pasaba nada porque lo que queríamos era ir a tocar. Evolucionar. Tener buen equipo y hacerlo bien. No teníamos ambiciones económicas, queríamos hacerlo bien. Ahora, eso sí, cuando contratábamos con algún pueblo no nos malvendíamos. Si pretendían que fuéramos menos músicos en el grupo para hacerlo más barato nosotros no estábamos por la labor, teníamos un presupuesto, un caché y muchísima ilusión.”

 
Cartelera - Cine
El Tiempo
El tráfico - DGT
empresas
RSS Noticias
Col · laboren:Diputación Provincial de TeruelAYUNTAMIENTO DE TERUELComarca Comunidad de TeruelTURISMO DE ARAGÓN
PORTALS DE LA XARXA PORTALDETUCIUDAD.com
Condicions d'ús - Política de privacitat - Política de cookies