TERUEL: ALGUNOS RINCONES INOLVIDABLES

Los Arcos
Escalinata
TERUEL, OTROS RINCONES INOLVIDABLES

La torre de la Merced. Construcción mudéjar del siglo XVI. Consta de tres cuerpos, los dos primeros de planta cuadrada y ochovada, respectivamente, mientras que el tercero, octogonal, es fruto de una ampliación barroca posterior.

La iglesia de los Franciscanos de estilo gótico (1392), posee una magnífica sillería, contrapunto perfecto al ladrillo mudéjar tan extendido en toda la ciudad. Destacan sus grandes ventanales ojivales, amplio rosetón, gárgolas en los contrafuertes y su cabecera pentagonal. También hay que citar, los motivos heráldicos de decoración escultórica de la portada oriental.

El acueducto de los Arcos es el acueducto renacentista español más notable. Proyectado por Pierres Vedel, emula las grandes obras hidráulicas de los romanos. Posee doble función, la de acueducto y la de viaducto.

La Escalinata. Construcción de principios de siglo de estilo neomudéjar (1920-21), une la estación del tren con el Centro Histórico.
Cuenta además con un bajorelieve de Aniceto Marinas alusivo al momento cumbre de la historia de los Amantes.

Convento de Santa Clara-Palacio del Rey, donde hoy está instalado el convento de Sta. Clara. Era el Palacio del Rey o Castillo Mayor, hasta que Pedro IV y la reina Dña. Leonor lo cedieron en 1367 para que se instalase el convento de Sta. Clara (el Fuero de Teruel permitía sólo dos palacios, el del rey y el del obispo, ambos exentos de invasión judicial). La iglesia actual está construida en el s. XVII.

Casa de cultura, donde hoy se ubica la biblioteca, edificio realizado por Regiones Desbastadas tras la última guerra Civil, se ubicaba una mezquita para culto de los musulmanes que convivían junto a cristianos y judíos.

Portal de Daroca o de Andaquilla, ya mencionado, Torre-puerta acodada que da acceso a “la moreria” y a la torre de S. Martín. El primer nombre lo toma del camino que lleva a la ciudad de Daroca y el segundo de un impuesto, Aldaca, que pagaban los moros, consistente en un trozo de espalda de carnero. El barrio conocido como la “moreria chica” se ubicaba entrando a la izquierda, tras la iglesia de S. Martín.

Es cierto, que Diego e Marcilla, el enamorado de Isabel, llegó de tierra de infieles después de hacer fortuna y accedió a la ciudad por este portal. Se cuenta que fue llegando a la ciudad cuando al oír campanas de fiesta, pregunto cuál era el motivo y se enteró de su gran desgracia, pues Isabel se casaba.

Muchos son los que ven en este hecho el nombre de “Andaquilla”, pues se lo atribuyen a que Juan Diego, montando su Yegua “Quilla” arreaba al animal para llegar a tiempo de impedir la boda.

Del siglo XVII y XVIII, obligada mención merecen, además, varios templos que se encuentran diseminados por la ciudad como los de San Andrés, San Miguel y San Martín y el convento de las Carmelitas Descalzas.


Cartelera - Cine
El Tiempo
Loterías - Sorteos
Callejero
El tráfico - DGT
empresas
RSS Noticias
Colaboran:
PORTALES DE LA RED PORTALDETUCIUDAD.com
® Todos los derechos reservados - Guía de ocio, empresas, turismo y servicios de tu ciudad.
Web optimizada para una resolución mínima de 1024px y navegadores IE 7.0 y Mozilla 3.0 o superiores.